Información específica

 

  • Cursos y asignaturas

    Plan de estudios, estructura de cursos y asignaturas, programas y proyectos docentes de la titulación:

    Pincha en el enlace

  • Prácticas externas

    En los Grados ofrecidos por la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla, las prácticas externas pueden llevarse a cabo en tercer o cuarto cuarto curso.

    Puedes encontrar toda la información sobre las prácticas externas en el siguiente enlace

  • Trabajo de Fin de Grado (TFG)

    Trabajo Fin de Grado

    Los seis créditos del trabajo de fin de grado, así como los seis del módulo práctico, que se realizarán en cuarto curso, suponen el colofón de los estudios de grado. La experiencia de la creación científica que supone la elaboración de un trabajo, tutorizado por un/a docente, así como las prácticas en empresas o instituciones de muy diversa índole, completan la formación y proyección profesional y social que el Grado en Estudios Ingleses pueden ofrecer a los/as estudiantes que lo elijan.

    El TFG tiene una carga de 6 CE y, como trabajo fin de carrera, su realización está prevista en el segundo cuatrimestre del cuarto curso. Como requisito previo es necesario haber superado un mínimo de 180 créditos. Una vez concluido habrá una exposición y defensa pública del mismo. En su evaluación se valorarán los siguientes aspectos:

    • Estructura, contenidos y expresión del trabajo: 75%
    • Exposición y defensa del trabajo: 20%
    • Otros aspectos: 5%

    El trabajo versará sobre un tema del ámbito de la Filología en el nivel correspondiente a los estudios de Grado. Los contenidos específicos dependerán del tipo de trabajo y su objeto de estudio. Estará orientado por un tutor y supervisado por la comisión nombrada al efecto.

    Puedes encontrar toda la información específica sobre el TFG de tu Grado en el siguiente enlace

  • Salidas profesionales

    Salidas Profesionales

    El Grado en Estudios Ingleses pretende, de manera general, familiarizar al alumnado con la lengua inglesa, su lingüística, las culturas y sociedades que la utilizan como lengua principal, y la literatura que se ha servido de ella a lo largo de la historia. Además de ello, y para facilitar posteriores estudios del alumnado y/o su inserción laboral, recibirán una formación filológica básica y conocimientos de una segunda lengua, al margen del inglés. Puesto que en la nueva ordenación de los estudios universitarios, cada grado supone una vía de acceso a diferentes profesiones y estudios, no se trata de cubrir de manera exhaustiva ninguna de las áreas antes expuestas, sino más bien introducir los fundamentos metodológicos y conceptuales de cada una y ofertar un abanico lo más amplio posible de lo que son en la actualidad los Estudios Ingleses. La diversidad debe primar, pues, sobre la exhaustividad

    Se concibe la figura del graduado como alguien, en primer lugar, con un conocimiento de la lengua inglesa que va mucho más allá del que posee un mero hablante de la misma. Para ello, no obstante, un primer ámbito de actuación sería el de la lengua instrumental. No es posible alcanzar ninguno de los objetivos anteriores sin un conocimiento avanzado de la lengua inglesa, que, sin ser el fin último, sí es parte importante de la formación de un graduado en Estudios Ingleses, que no se concibe sino como alguien capaz de expresarse con corrección en dicho idioma, verbalmente y por escrito, y que además deberá utilizar el inglés durante sus cuatro años de formación como idioma vehicular para sus lecturas, el trabajo a desarrollar y la participación en clase. Además, el profesorado, según su criterio, se servirá del inglés tanto para la impartición de sus clases como para cualesquiera actividades que se realicen dentro o fuera del aula

    Sin embargo, para adquirir una competencia avanzada en el uso de la lengua inglesa existen diferentes opciones formativas, tanto en el ámbito público como en el privado, y no se concibe la figura del graduado en Estudios Ingleses tan sólo como alguien que se expresa correctamente en inglés. Un graduado en Estudios Ingleses deberá además conocer el origen y evolución histórica de esta lengua, su morfosintaxis, su fonética, y ser capaz de elucidar y argumentar acerca de dichas cuestiones y revelar los mecanis­mos de que la lengua se sirve para transmitir y elaborar los mensajes que posibilitan la comunicación. Para incentivar futuras vocaciones investigadoras, se familiarizará con ámbitos novedosos, sobre los que se está investigando ampliamente en la actualidad, como el bilingüismo o la lingüística computacional y/o aplicada. Un graduado en Estudios Ingleses debe ser capaz de explicar, de manera clara y rigurosa, los problemas a los que se enfrenta y trata de resolver la lingüística inglesa, así como reflexionar y aportar perspectivas propias sobre los mismos

    Toda la formación detallada anteriormente es esencial para aquellos alumnos que se encaminen hacia la docencia del inglés, al ámbito de la traducción o al de la investigación filológica. Para profundizar en cada una de estas tres vías de inserción profesional, se contemplan másteres específicos, algunos de ellos impartidos también por la Facultad de Filología. Pero dicha formación resultará también de gran utilidad para alumnado que se decante por encaminar estudios posteriores hacia la gestión cultural (en fundaciones, museos, empresas privadas o el sector público), el mundo editorial, la docencia o investigación literarias, la edición de textos, las artes escénicas, el comercio exterior o el trabajo en empresas multinacionales que precisan de trabajado­res con un conocimiento exhaustivo de la lengua y la cultura de algún país de habla inglesa

    Sea cual sea la opción profesional elegida por el alumno desde el abanico de posibilidades que le ofrece el grado en Estudios Ingleses, resulta fundamental que los contenidos y competencias lingüísticas se vean reforzadas por un conocimiento exhaustivo de las literaturas en lengua inglesa. Al margen de la contribución innegable de los estudios literarios a la formación integral de un alumno universitario como ciudadano culto, comprometido, informado, crítico y con criterio propio, la literatura constituye la máxima expresión de cualquier lengua, y en ella conviven todos los registros, desde el más culto al más cotidiano, además de ofrecer al idioma sus máximas posibilidades expresivas y comunicativas. Mediante ella lo meramente denotativo se enriquece con todo el amplio espectro de lo connotativo. No es posible concebir un conocimiento exhaustivo de los entresijos de un idioma sin una exposición, en mayor o menor profundidad, a la literatura que éste ha creado. La lectura de los textos en su idioma original y el empleo de éste mismo en la discusión y análisis de los mismos incide de manera decisiva en la adquisición de competencias expresivas por parte del alumnado dentro de entornos reales y no simulados. Por tanto, incluso para los alumnos que se planteen un futuro profesional centrado más en lo lingüístico que en lo literario, el estudio activo de los textos literarios ingleses es parte indispensable de su proceso formativo

    En cualquier caso, como se afirmaba anteriormente, un grado en Estudios Ingleses no brinda una sola salida profesional, y debe ser lo suficientemente flexible como para permitir distintas opciones, y en algunas de ellas los estudios literarios poseen mayor relevancia que los lingüísticos. Anteriormente se hacía referencia a algunas de ellas. Por otro lado, incluso en la docencia de la lengua inglesa en centros de primaria y secundaria, la tendencia es cada vez mayor a no desvincular el idioma de su contexto literario, cultural y discursivo, y cada vez son más los profesores que incorporan fragmentos de obras literarias, canciones, películas, etc. a sus clases, todo lo cual no es posible obviamente si el futuro docente desconoce aquello que rodea al idioma que pretende enseñar. La cultura en lengua inglesa, por su parte, no es sólo importante como vía de acceso al idioma y su contexto sino también para que los alumnos trabajen en el ámbito de la cultura

    La dimensión y salidas profesionales para las que capacita el título son diversas y se aplican a distintos ámbitos, teniendo en cuenta la importancia de la lengua inglesa y su amplia demanda social en todos los campos profesionales. Entre ellos conviene destacar:

    1. La Educación en la enseñanza de lenguas y literaturas extranjeras en Institutos de enseñanza Secundaria y de Bachillerato, en Institutos de Idiomas y centros privados, cursos de formación de profesionales, cursos de formación organizados por Institucio­nes Públicas, cursos de formación complementaria, etc

    2. La Formación Superior en docencia de lengua, lingüística y literatura en Escuelas Superiores y Universidades, o como lectores en centros y Universidades Extranjeras

    3. La investigación lingüística y literaria en la Universidad española o Universidades extranjeras

    4. La Traducción, tanto de la traducción Literaria como de la traducción de Lenguas de Especialidad

    5. También ofrece salidas profesionales en los siguientes campos:

    a) Industria editorial

    b) Política y planificación lingüísticas

    c) Asesoramiento lingüístico y cultural en los sectores editorial, turístico, periodístico, informático, en medios de comunicación y en el sector de la administración

    d) Terminología y lenguajes especializados

    e) Escritura creativa y crítica literaria

    f) Tecnologías del lenguaje y de la comunicación

    g) Gestión cultural y artística

    h) Mediación lingüística

    i) Documentación

    j) Archivística y bibliotecas

    k) Gestión de recursos humanos

    l) Medios de comunicación

    m) Intervención y evaluación de patologías del lenguaje

    n) Peritaje judicial en lingüística forense

    o) Industria Turística.

    Véase también la Sección número 2 de la presente Guía

X